Download de eBook

Este puede ser uno de los mensajes más importantes que nunca has escuchado

 

COMUNIÓN EN LA LUNA

 

Una de las primeras cosas que hizo el hombre una vez hubo alunizado el verano de 1969 fue tomar la comunión. Cuando leí por primera vez este pequeño apunte histórico, me hizo pensar en cómo algunos cristianos toman la comunión hoy en día. Están solos, sentados en la oscuridad, distantes del resto del Cuerpo. No pueden tener verdadera comunión con otras personas, acosados por conflictos sin solucionar. Lo que es peor, no pueden tener una comunión plena con Jesús, que se transmite a través de Su Cuerpo. Aunque estas mismas personas no se perderían una reunión de comunión, ¡igual les valdría tomar la comunión en la luna!

 

Jesus dijo que la comunión tenía que tomarse “en memoria de Él”. ¿Piensas que estaba preocupado por que los Doce se olvidasen de Él? Pablo escribió a los corintios sobre la revelación que le había dado Jesús sobre la comunión, pero no creo que hiciera esto porque estuviese preocupado de que la iglesia del primer siglo se olvidase de Jesús ni de lo que hizo en la cruz. La parte de la que se estaban olvidando, hasta un extremo alarmante, era el por qué estaban tomando la comunión. Ocurre lo mismo en nuestras iglesias hoy, donde las personas lo toman por rutina, como si tan solo fuera un ritual religioso. Esto puede eclipsar la verdadera razón que hay detrás.

 

Personalmente, no he tomado la comunión ni una vez para recordar a Jesús. Nunca he tenido problemas a la hora de recordar quién es o lo que hizo en la cruz. Lo que sí olvido, casi a diario, es el hecho de que como trato a los demás es, en realidad, como trato a Jesús. Necesito recordarme esto de manera regular. Para mí, la comunión tiene un propósito práctico que puede impactar mi salud espiritual y física.

 

A continuación cito algunos beneficios de tomar la comunión:

 

Puede ayudarnos a tratar a nuestros cónyuges de forma diferente, librando a nuestras familias de la devastación innecesaria del divorcio.

 

Puede ayudarnos a ver a nuestros hijos bajo una luz diferente, para poder empezar a relacionarnos con ellos de forma diferente.

 

Tenemos que tomarla para que nos ayude a restaurar relaciones rotas.

 

Tenemos que tomarla para empezar a ver de manera diferente a las personas atribuladas de nuestras iglesias.

 

Tenemos que tomarla para ver de forma diferente la iglesia de la que nos fuimos.

 

Tenemos que tomarla para ver de forma diferente la iglesia vecina.

 

Tenemos que tomarla para recuperar nuestra salud, cuando todas las demás formas de sanidad nos evitan.

 

Puede romper el orgullo y perjuicio que nos separan de otros grupos y culturas.

 

Tenemos que tomarla para romper la impotencia espiritual de nuestras vidas e iglesias.

 

En 1985, Penn y Heather Clark se fueron de su nativa Canadá con un visado de misioneros para ayudar a empezar una iglesia en el norte de Nueva York donde pastorearon durante más de 21 años.

 

En 2001, Penn creó la red Word of Grace, una comunidad apostólica de ministros con una mentalidad afin en lo concerniente a las misiones, a levantar a la próxima generación de líderes y a equipar a otros para que el Reino de Dios avance.

 

El Señor ha enviado a Penn a algunos de los lugares más necesitados de la Tierra, en los que ha enseñado y entrenado a líderes, ayudado a empezar iglesias y capacitado a los pobres para valerse por sí mismos. Su enfoque principal ha estado en India, Ucrania, Haití, España, Portugal, Chile, Argentina y Colombia, lugares en los que ha ayudado a establecer otras iglesias y redes – todas centradas en preparar al pueblo de Dios para la gran cosecha del último tiempo.

 

Se le ha dado el privilegio de dirigir a muchas personas al maravilloso bautismo del Espíritu Santo a la vez que servir como ejemplo de cómo vivir una vida equilibrada llena del Espíritu.

 

La familia Clark vive en Penn Yan, donde pastorean WellSpring Fellowship en la preciosa región de los lagos Finger en el estado de Nueva York.

SP

Copyright © 2016. PennClark. All Rights Reserved.